Después de unos años de silencio en los que estuvimos preparando el nuevo repertorio nos presentamos por fin en nuestra ciudad, para nuestra gente. Al margen de lo musical, es un día en que uno agradece muchísimo encontrarse con las buenas amigas y los buenos amigos. Los que nos vemos mucho, y los que nos vemos poco. Un día especial, un día para el reencuentro, para mostrar el resultado de todo este esfuerzo de mucho tiempo. Además, un día en que todo está a favor, una sala con una acústica perfecta, buen sonido y luego, para rematarlo, un concierto de Burning (página oficial) que para mí están en el mejor momento de su carrera.
Pues eso, nos encantaría veros a todas y todos allí, saludarnos, encontrarnos, escucharnos, darnos un abrazo. Es el día.